Alcorques    Aparcabicis    Bancos    Bolardos    Calistenia    Ceniceros    Expositores    Fuentes    Jardineras    Marquesinas    Mesas    Papeleras    Vallas

Bolardos, pilonas y disuasores

Aquí podrás disfrutar de una completa colección de bolardos, disuasores y pilonas de mobiliario urbano. Las tenemos en múltiples formas, materiales , acabados y colores. Si son metálicas podemos pintarlas en el color RAL que desees. Si son de granito reconstituido las podemos servir en blanco o gris, pulidas o arenadas. Al igual que si son en mármol reconstituido para las que tienes, además, una mayor variedad de colores.

 

Las pilonas, bolardos y disuasorios que te ofrecemos son de una calidad premium que te podemos garantizar por 5 o más años ante cualquier defecto de fabricación. En el caso de los bolardos de acero, todos van galvanizados en zinc por inmersión de caldo fundido. Además, los pintamos el poliéster electroestático sinterizado al horno. Una total protección antes las más adversas climatologías.

 

Deseamos que disfrutes de nuestra colección de bolardos entre los que hay varios modernos diseños iluminados, siendo uno de ellos, el modelo Sein, con iluminación incorporada.

Bolardos metálicos

Los bolardos de acero, comúnmente llamados también de hierro son, junto con los de hormigón, los más comunes. Son bolardos económicos y de bajo precio para las versiones básicas. Los bolardos metálicos se instalan mayoritariamente mediante empotrado o atornillado al suelo.

Bolardos de hormigón 

Los bolardos de hormigón, son en nuestra colección de granito o mármol reconstituido, ofreciendo un aspecto de piedra natural. Para su instalación, si su propio peso no es suficiente, se solidarizan con el pavimento mediante varillas de acero empotradas. Como hemos comentado, estos bolardos y pilonas pueden ser de color blanco o gris en el caso del granito. Y de otros colores en el caso de mármol. Los acabados más frecuentes son abujardado, arenado o pulido. Las pilonas pulidas son las que mejor aspecto presentan desde el punto de vista estético pues realzan todos los matices de las gravillas graníticas o de mármol con las que están fabricados.

Bolardos de seguridad y protección

Los bolardos, además de impedir el acceso a las aceras, el aparcamiento en zonas prohibidas, etc. son también disuasores. Si son suficientemente resistentes, se utilizan además como elemento de seguridad capaz de detener un camión de gran tonelaje. Cada días más, desde los consistorio, ayuntamientos e instituciones públicas se están elaborando políticas de protección de los viandantes basadas en la instalación de bolardos, pilonas y disuasores. Esta protección también conlleva la ventaja que los vehículos no invaden la calzada peatonal ni tan solo para poder aparcar.

Los bolardos, pilonas y disuasores son la mejor alternativa a la seguridad de los viandantes 

Sí que es cierto que para los vehículos, los bolardos y pilonas suponen una molestia pues, en ocasiones, provocan abolladuras a los conductores más despistados. Sin embargo las ventajas superan con creces esta incomodidad que además no afecta a todos sino tan solo a los conductores. Los bolardos son un elemento cada días más presenta en nuestras ciudades.

Bolardos, pilonas y disuasores

Son prácticamente sinónimos y se utilizan indistintamente como elementos de mobiliario urbano. Los bolardos y pilonas son sinónimos sin distinción. En cambio, los disuasores es una definición más amplia. Un disuasor no tienen porque ser un bolardo, puede ser cualquier otro elemento del mobiliario urbano que impida un acceso a un vehículo, camión o similar.

 

Curiosamente, los bolardos están presentes en el mobiliario urbano desde hace algunos cientos de años. Su implementación se inició con objeto de separar las aceras de los calles, pues originalmente no existía una diferencia de niveles de altura entre ambas.