Bancos de hormigón y acero

Alcorques    Aparcabicis    Bancos    Bolardos    Calistenia    Ceniceros    Expositores    Fuentes    Jardineras    Marquesinas    Mesas    Papeleras    Vallas

Bancos urbanos, metálicos, de madera y de hormigón prefabricado

Bancos urbanos definición

Un banco es un objeto en donde sentarse. Por tanto banco urbano es un banco instalado en un lugar público. Esta sería la respuesta más básica de todas. Por ello, existen muchos tipos de bancos urbanos y variedades. Durante este texto intentaremos poco a poco ir desgranando las características de los bancos urbanos y sus singularidades dentro del mobiliario urbano.

Bancos metálicos

Seguramente los bancos metálicos son los bancos urbanos más básico de todos. Son bancos resistentes y pueden ser económicos. Estas dos características son fundamentales para que los bancos metálicos sean los más populares en nuestros entornos urbanos.

Generalmente los bancos metálicos son de acero al carbono, galvanizado y pintado. Por esta razón, estos tratamientos garantizan una buena durabilidad y son de fácil mantenimiento.

Bancos urbanos de madera exterior

Los bancos urbanos de madera son tal vez los bancos más antiguos de todos considerando la facilidad de fabricación. En la edad media o en la época romana, el acero era un material realmente caro y escaso. Es por esta razón, los bancos de madera fueron los primeros en construirse. De hecho, la madera es de fácil acceso y abundante en la naturaleza. Por ello, los bancos de madera son fáciles de fabricar. A pesar de todas estas ventajas, los bancos urbanos de madera son poco resistentes y requieren de mantenimiento.

Por otro lado, los bancos de madera son muy agradables al tacto y visualmente atractivos, por esta razón poco a poco se han ido popularizando los bancos metal y madera.

Bancos metal y madera

La combinación de ambos materiales ha generado una familia de bancos urbanos que han tenido una gran aceptación en nuestra sociedad, los bancos de metal y madera.

Generalmente el metal ha conformado las patas del banco y su estructura principal. El objetivo es proporcionar resistencia al conjunto de banco metal y madera. La madera se reserva para la zona de reposo del usuario. Es la parte que entra en contacto con nosotros. En definitiva, la madera proporciona calidez y confort.

Bancos de hormigón

Los bancos de hormigón son otra alternativa real de calidad de bancos urbanos. Los bancos de hormigón, al fabricarse con cemento arenas y gravilla tienen una muy alta resistencia. El paso de los años, el vandalismo o su simple uso no degradan al banco de hormigón ni después de decenas de años.

Los bancos de hormigón generalmente se fabrican con cemento blanco. Esto permite poderlos colorear en función del color de las arenas y gravillas que se añaden a la mezcla para la fabricación del banco.

Bancos de hormigón prefabricado

Los bancos de hormigón prefabricado se distinguen de los bancos de hormigón porque los segundos se construyen “in situ” y los primeros se fabrican en unas instalaciones ajenas a la obra y posteriormente se trasladan a su ubicación definitiva.

La ventaja de los bancos de hormigón prefabricado, es que, al fabricarlos en unas instalaciones especializadas, se pueden realizar figuras geométricas, tratamientos y detalles especiales que difícilmente se podrían realizar a pie de obra.

Bancos prefabricados de hormigón

Los bancos prefabricados de hormigón sin idénticos a los bancos de hormigón prefabricado. La diferencia estriba en el orden de los sustantivos. Si hacemos mención en este escrito de ambas alternativas es para facilitar a nuestros lectores su búsqueda en las redes y puedan localizarnos con facilidad.

Que disfrutéis con los bancos prefabricados de hormigón que disponemos para vuestros proyectos.

Bancos hormigón y madera

Al igual que ocurrió con los bancos de acero y madera, rápidamente han surgido multitud de propuestas de bancos de hormigón y madera. En consecuencia, lo cierto es que la combinación de madera y hormigón ha resultado en un producto redondo. Los bancos de hormigón y madera son muy resistentes y a la vez aportan la calidad intrínseca de la madera, su confort ergonómico y atractivo visual.

Bancos con respaldo

Los bancos originalmente carecían de respaldo. De hecho, banco y banca pueden ser sinónimos y la singularidad de la banca es que precisamente no tiene respaldo. El apoyo de los bancos con respaldo puede ser de diversos materiales. Seguramente, la madera es tal vez el más popular de todos debido a su calidez y buen tacto. Sin embargo, hay otras muchas posibilidades.

Para un banco de hormigón, el respaldo puede ser también de hormigón.

Si es un banco metálico, también puede ser de metal.

En caso de un banco de madera, obviamente también puede ser de madera.

La ventaja de los bancos con respaldo es que todos estos materiales son compatibles entre ellos y combinan estupendamente desde todas las perspectivas: ergonómicas, funcionales, precio, costes y sobre todo estética. Por esta razón, los bancos con respaldo son hoy en día una mayoría.

Bancos con apoyabrazos

Toda la vida ha habido bancos con apoyabrazos, sus ventajas son innumerables y desventajas muy pocas. Pero, curiosamente, la mayoría de los bancos de nuestras ciudades carecen de apoyabrazos. Las razones son varias, por un lado, encarecen el producto, por otro, pueden ser víctimas del vandalismo y por último, tienen detractores que afirman que pueden causar lesiones y que las ventajas no superan a los inconvenientes.

Sin embargo, nuestra sociedad cada día tiene una población más envejecida y que requiere de ayuda para poderse sentar y especialmente poner de pie. Por ello, los apoyabrazos son los grandes aliados de la gente mayor y con dificultades para poder flexionar las rodillas y sustentar el peso con las piernas flexionadas.

Asientos urbanos

Asientos urbanos, qué dos palabras más bonitas para todos los enamorados del urbanismo y del paisajismo urbano en general. Asiento urbano, un lugar para descansar, un lugar para relajarse, un lugar para observar. Los asientos urbanos son individuales y en ocasiones muchos de nosotros necesitamos de la intimidad que nos proporcionan los asientos urbanos. ¡Disfrutemos de ellos pues!

Bancos para plazas

Vamos a ver, como banco para plazas puede servir cualquier banco… o no… todo depende si cumple con una serie de requisitos. En principio, un banco en una plaza no es un banco que se ha dispuesto en medio de una ruta o travesía cuya única función es proporcionar un descanso efímero. No. Un banco para plazas debe cumplir varias directrices: ser suficiente cómodo para poder descansar sobre él, permitir el recogimiento personal y a la vez permitir la sociabilidad. Como se puede ver, los bancos para plazas son bancos singulares.

Bancos para parques

Pues la verdad, todo lo que hemos explicado en el artículo anterior es válido también para los bancos para parques. Seguramente añadiríamos que los bancos para parques, además, deben facilitar el asiento de los pequeños. Por ello, los bancos para parque deben ser, además fáciles de limpiar y no deben tener pequeñas oberturas en las que los pequeños puedan introducir los dedos.

Los bancos para parques deben estar diseñados con todas las medidas de seguridad infantiles.

Fabricante de bancos

Como fabricantes de bancos, en YTER cada día nos esforzamos más en proveedor a nuestros clientes y usuarios el mejor producto, con la mejor calidad y un diseño que realmente enamore desde el primer día y perdure en el tiempo.

Los fabricantes de bancos tenemos el compromiso social que nuestros productos están en la vía pública al alcance de todos y por ello deben responder a las necesidades de todos.

Además, como fabricantes de bancos, debemos satisfacer las inquietudes expresivas y de discurso de los arquitectos paisajistas que incorporan nuestros bancos urbanos en sus proyectos.